Salvarle a alguien la vida para destrozársela tú.


domingo, 15 de febrero de 2015

Y si todo este viento es por su risa qué.

"Esta noche no voy a discutir contigo, voy a follarte".


 Así sí.

Estoy en contra de cualquier pared si tú te pones delante. Si me miras así como tú me miras cuando quieres guerra. Quítame éstas ganas, ésta ropa, ésta vida. Y luchemos.
Guerra entre tu piel y mi boca, entre tus manos y el suave aleteo de mi corazón que palpita una y otra vez mientras te tengo encima.
O debajo, pero fuerte. O suave, tumbada, extasiada, caliente, ferviente, tuya.
No sé, lo bonito de algunos muros es que cuando los besas se desploman. Y eso eres tú. Mi muro indestructible, mi soporte álgido e inquebrantable.
Menos mal que sé besar -te-, y ¿sabes? Cuando dos cuerpos se rompen lo que suena es el recuerdo.
Y cuando se follan, lo que suena es el aire húmedo de placer. De vida, de amor, de ganas de seguir contra ti luchando, de ganas de seguir gimiendo, de ganas de encajar como un puzzle que no tiene sentido alguno sin ti.

Y entonces te veo y me sonríes. Entre aire entrecortado y tus manos agarrándome fuerte contra tu pecho.
Así, en ese momento puedo tocar la vida en tu piel. El gozo, la satisfacción, el éxtasis, nuestro querer que se transforma en soplos de aire, gritos, gemidos, orgasmos.

No sé, a pesar de todo me tienes temblando. No puedo sino respirar-te- y sentir como la presión de tus besos me cierra lentamente los ojos.

Muchos besos. Millones de besos que se suceden entre aire, esa música que emana tu cuerpo y mi querer. Soy sincera, no tenemos futuro, nos sobra la ropa, nos podemos tirar toda la vida en un cuarto encerrados, tú y yo cual animales en la selva. Tú y yo sin más vida que esa, sin más anhelo y sin más necesidad.

Fin, todo se resume a que existen personas que dejan huella y otras que ademas dejan marcas. Y yo soy de esas últimas.
Y adoro -mucho- los golpes de aire
que salen de tu extraña forma de respirar
cuando te estoy tocando.

Ya lo sabes, calladita estoy más guapa sólo si tú me estás besando.

Lo tengo claro, yo de mayor quiero ser la última vez de alguien.













What if I make a mistake?


"Quiero oírte gemir" como declaración de amor.





Hagamos también algún imposible,
algo más difícil todavía,
el amor, por ejemplo,
sin cicatrices ni odio,
como si fuera poesía pero sin letras.





martes, 3 de febrero de 2015

Aprender a echar de menos.


Y sobrevivir al dolor. 






Mi foto
My madness keeps me sane.